ave.jpg
La restauración del Ventorrillo de la Buena Vista de Villa Serrana PDF Imprimir Correo electrónico

 

El Ventorrillo de la Buena Vista, patrimonio nacional y una de las obras más emblemáticas de la localidad sufrió un proceso de deterioro importante debido a su abandono, para lo cual se llevó adelante un llamado a licitación para su restauración.

 

La villa nace un 16 de abril de 1945 con el objetivo de desarrollar villas residenciales en lugares de naturaleza panorámica, propuesta por el Directorio de Villa Serrana S.A., llevada adelante por el Arq. Julio Vilamajó.

El proyecto se propuso el cuidado de los detalles en los parcelamientos, en la ubicación de paseos, en el respeto por la flora nativa. La distribución de la población en el predio y su organización se encontraron regidas por los principios de Vilamajó, para quien las familias de agricultores vivirían en el predio que cultivaran y los peones en un poblado especial, lo que dio lugar a siete barrios. En 1958 culminan las obras que embalsan las aguas del arroyo Miraflores y la Cañada de la Leona, conformando un lago artificial, obra proyectada y dirigida por la Liga de Fomento. 

El Ventorrillo de la Buena Vista, patrimonio nacional y una de las obras más emblemáticas de la localidad sufrió un proceso de deterioro importante debido a su abandono, para lo cual se llevó adelante un llamado a licitación para su restauración.

La restauración

En el marco del Programa de Mejora de la Competitividad de los Destinos Turísticos Estratégicos, Préstamo MINTURD-BID, se realiza un llamado a licitación pública para la presentación de propuestas para la recuperación y construcción de un centro de recepción para la posterior explotación del equipamiento, en un régimen de concesión por un plazo de 5 años, con opción a 5 años más. Finalmente en  setiembre de este año se adjudica por contrato de obra licitación pública a Andrés Vignale, momento a partir del cual se comienzan las obras  de restauración.

Con ello se pretende potenciar Villa Serrana y el Circuito de las Serranías como una alternativa al producto Sol y Playa del Este del país. Se aportará el equipamiento turístico adecuado para el desarrollo del atractivo generando un nuevo producto acorde a la calidad y singularidad del destino.

La obra consta de dos actuaciones: 1- la recuperación del Ventorrillo de la Buena Vista y 2- la edificación de un Centro de Visitantes con servicios básicos para el visitante.

Los objetivos del proyecto son:

a)    Poner en valor el sitio como un área de excursionismo orientado en gran parte al turismo interno y eventualmente, como circuito de parte del turismo regional e internacional que visite Punta del Este y Rocha.

 

b)    Fortalecer el rol de Villa Serrana como uno de los principales nodos de un Circuito de Serranías.

 

c)    Operar como una pequeña actuación emblemática de un recurso turístico más amplio, alternativo y complementario a los productos focalizados en la costa.

 

d)    Potenciar el recurso de las serranías.

 

e)    Contar con un equipamiento turístico de mínima, dotando al conjunto de una urbanidad básica que habilite una adecuada recepción de los visitantes.

 

 

 

Las obras culminarán en el mes de mayo próximo y a partir de ese momento, el Ventorrillo de la Buena Vista contará con restaurant,  alojamiento y una sala expositiva de la obra del Arquitecto Julio Vilamajó quien diseñó éste y otros tantos edificios emblemáticos de la arquitectura nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces

Destacados

Banner
Banner
Banner
Banner